La Voz del Ciudadano Denuncia Social Esos demonios del abismo
Lunes, 14 de Noviembre de 2016 12:52

Esos demonios del abismo

<<Hablemos de políticos>>: Psicópatas, chiflados, corruptos, egomaniacos, demonios del abismo, rufianes vividores. Políticos de ficción, que van desde pequeños traidores que solo quieren ser presidentes de algo, hasta seres interdimimensionales que desean merendarse nuestra conciencia, como es el caso de ‘Donald Trump’, elegido recientemente presidente yanqui. Si a ello le sumamos el tema del ‘Brexit’, más nuestras precarias elecciones con más populismo que casos prácticos, vemos que el panorama político Internacional y también el nuestro nos está dejando a todos patidifusos

Hay cantidad de políticos que mienten nada más abrir su boca y eso pasa en todas las partes del mundo, gentes que esperan obtener privilegios para engañar y vivir del cuento. Es el globo en el que desgraciadamente vivimos y en cualquiera de los casos, se ven gentes aupados a cargos trascendentales tomando decisiones a verdaderos ladrones, psicópatas y sociedades nauseabundas. Hay mucho que sanear para alejar de nuestro entorno tantos demonios, genocidas y tontos inútiles que nos hacen sufrir día a día. Seguro que clavándoles una estaca en el corazón (entre comillas) destruiríamos a “esos demonios del abismo”

Tocando la actualidad nacional el panorama político es desolador, no hace falta ser una eminencia para llegar a una conclusión: Pablo Iglesias nunca ha deseado apoyar al PSOE para que España tuviera un gobierno de izquierdas, no quiso renunciar a los referéndums nacionalistas porque no les dio la real gana, si hubieran apoyado la España indivisa seguro que ahora mismo estarían gobernando el País coaligados con los socialistas en coalición con todo el engendro de izquierdas, que es lo que pretendía hacer el ínclito Pedro Sánchez. Han preferido vetar esa alianza para dejar gobernar al Partido Popular que holgadamente ganó las elecciones. Al parecer Unidos Podemos quiere mear muy alto y en ello basa sus actitudes, pero haciendo unos discursos y descalificaciones injustificables, muchas veces antidemocráticas y de un populismo salvaje

Caminamos hacia un camino pedregoso si el PSOE o las ruinas que quedan de él no espabilan. Sería conveniente que el PP se sintiera apoyado por los socialistas, para realizar las reformas pertinentes y otras que aceptó con Ciudadanos, sin olvidar lo necesario que es aprobar los presupuestos generales, si queremos bailar al son que nos marca la Unión Europea. Pero me temo que será muy complicado con la actitud de las izquierdas. Todo ocurriría más sencillo y no sería tan preocupante, si los españoles no cerráramos los ojos a la tremenda provocación desatada por Podemos y sus más simpatizantes serviles. La abstención que parte del PSOE aceptó para que gobernara el PP, no serviría de nada, si a todo lo que propusiera el gobierno de Rajoy se dijera que no

El sr. Iglesias y compañía siguen dando zarpazos a todos sus oponentes para conseguir los objetivos de rebelión de las masas, practicarán los escraches más populistas para que España se sienta ingobernable. No podemos olvidar como torpedearon la conferencia de Felipe González, con 200 anti sistemas en la Universidad Autónoma de Madrid, al más puro estilo fascista. Como pudo ser injusto, que dos días después, la inexplicable Manuela Carmena, realizara otra conferencia en el mismo lugar, siendo recibida con vivas y ovaciones para todos los colores ¿Esto no es más propio de un partido totalitario o copiado del estilo de los gobernantes venezolanos…?

Los españoles no podemos desentendernos de lo que está pasando. Es muy grave que permitan actuar de ese modo a éstos radicales, a los que realizaron la acampada tan molesta y sucia de tantos días en la Puerta del Sol de Madrid, los que protestan siempre rodeando al Congreso de los Diputados y a los que quieren realizar presiones intolerables a personajes de la vida pública. A Podemos se le ve el plumero, cuando pide a sus militantes y simpatizantes una huelga general. Hay que cortar de una vez por todas a esos energúmenos las algaradas en el Congreso y en la calle por el solo hecho de impedir gobernar al Partido Popular. También habrá que tener mucho cuidado con la tremenda campaña desplegada por los independentistas catalanes si queremos vivir en paz y con justicia, porque ahí está el nido de los votantes izquierdistas radicales de Podemos. A éstos la paz social les importa un comino

Debemos estar preparados a lo que puede suceder porque estamos en una situación extremadamente compleja y difícil. Esas gentes de extrema izquierda desean bloquear el País, ofendiendo a sus ciudadanos en sus creencias y tradiciones. En nuestra historia democrática, se está organizando actos muy reprobables e injuriosos y de un modo dañino para los españoles y su patrimonio cultural, practicando la difamación con la más absoluta indolencia. Han escuchado a ‘Asmodeo’, el demonio de las violaciones sociales, de la injusticia, de todo tipo de aberraciones y demás pasiones, que les brinda la ocasión de ser los dueños del poder y quedar exentos de castigo. También rinden culto a la avaricia, la codicia y el materialismo de ‘Mammon’, el demonio que tienta al poderoso para conseguir riqueza y satisfacer a toda costa ese enfermizo afán, porque cree que el fin justifica los medios

Gentes radicales con carencias de principios solidarios, han rogado al demonio ‘Amón’ y a sus profesores chavistas, para incitar a las masas a la rebelión, imponerles la enemistad, la inquina y el encono, en lugar de abogar por la amistad, el amor y el diálogo como forma de consenso y unidad. Están cegados por ‘Leviatán’, que hipnotiza con su envidia, pretendiendo hacerse con el poder para tiranizar a los generosos y solidarios hombres y mujeres, a los que no habían tiranizado cuando todavía no eran poderosos. Y siguiendo los dictámenes de ‘Lucifer’, diablo de la soberbia y la prepotencia, persiguen, oprimen y humillan a quienes se niegan a obedecer sus absurdas ideas y proclamas, y castigan a los que levantan la voz pidiendo justicia

No nos queda más remedio que esperar hasta que el diluvio amaine en este precioso País, que por esta vez se halla inmerso en un oscuro pozo, sin que por el momento se vislumbre una luz que indique el modo de salir de él. Y no pienso en milagros ni demonios, espero que el sentido común de los españoles llegue a imponerse, que se restablezca pronto el ritmo de la normalidad en la esfera política, que es lo que necesita España

Autor: G. Ortiz                                                                                       viernes, 14 de noviembre de 2016

Dejar comentario

Asegúrese de introducir la información requerida cuando se indique(*).
Código HTML básico está permitido.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Política de cookies +